dimarts, 28 de setembre de 2010

Cecilia Ledesma

Diumenge passat a les deu del vespre, al magnífic espai de Maria Cristina davant de les font d'en Buigas i del Palau Nacional de Montjuïc, les Festes de la Mercè 2010 van cloure el seu recorregut d'enguany, un recorregut farcit d'activitats de tot tipus en diferents espais de la ciutat.

Una vegada més, però, el fado, aquesta música tan propera a nosaltres i també tan oblidada, ha estat absent de la programació.

Músiques del món, Del Senegal -aquest any la ciutat de Dakar era la convidada- del Japó, del Pakistan, d'Anglaterra; músiques d'aqui i d'allà, a molts escenaris diferents....però de Fado: Res!

M'hagués agradat fer una resenya en aquest cantinho que a les festes de La Mercè a Barcelona, el Fado hi tenia lloc, però no ha pogut ser.




Hem "descobert" però, una cantadora de tangos, desconec si s'en diu tanguista, la Cecilia Ledesma que viu entre nosaltres, pel Maresme, sembla, i que si que va te nir un espai, un raconet a les festes.

L'amic juandemora va gravar aquests vídeos de la Cecilia a la Plaça de Catalunya. Gràcies Juan per recordar i compartir aquells moments.

El proper any ens agradarà explicar el fado que ¡esperem! es pugui escoltar a les festes....



Volver
Tango 1935
Música: Carlos Gardel
Letra: Alfredo Le Pera

Yo adivino el parpadeo
de las luces que a lo lejos,
van marcando mi retorno.
Son las mismas que alumbraron,
con sus pálidos reflejos,
hondas horas de dolor.
Y aunque no quise el regreso,
siempre se vuelve al primer amor.
La quieta calle donde el eco dijo:
"Tuya es su vida, tuyo es su querer",
bajo el burlón mirar de las estrellas
que con indiferencia hoy me ven volver.

Volver,
con la frente marchita,
las nieves del tiempo
platearon mi sien.
Sentir, que es un soplo la vida,
que veinte años no es nada,
que febril la mirada
errante en las sombras
te busca y te nombra.
Vivir,
con el alma aferrada
a un dulce recuerdo,
que lloro otra vez.

Tengo miedo del encuentro
con el pasado que vuelve
a enfrentarse con mi vida.
Tengo miedo de las noches
que, pobladas de recuerdos,
encadenen mi soñar.
Pero el viajero que huye,
tarde o temprano detiene su andar.
Y aunque el olvido que todo destruye,
haya matado mi vieja ilusión,
guarda escondida una esperanza humilde,
que es toda la fortuna de mi corazón.




Cambalache
Tango 1934
Música: Enrique Santos Discepolo
Letra: Enrique Santos Discepolo

Que el mundo fue y será una porquería
ya lo sé...
(¡En el quinientos seis
y en el dos mil también!).
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublé...
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos
en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos...

¡Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor!...
¡Ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador!
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
¡Lo mismo un burro
que un gran profesor!
No hay aplazaos
ni escalafón,
los inmorales
nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
¡da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón!...

¡Qué falta de respeto, qué atropello
a la razón!
¡Cualquiera es un señor!
¡Cualquiera es un ladrón!
Mezclao con Stavisky va Don Bosco
y "La Mignón",
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia
contra un calefón...

¡Siglo veinte, cambalache
problemático y febril!...
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil!
¡Dale nomás!
¡Dale que va!
¡Que allá en el horno
nos vamo a encontrar!
¡No pienses más,
sentate a un lao,
que a nadie importa
si naciste honrao!
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura
o está fuera de la ley...

Cap comentari: